Consejos de ayer hoy y siempre

Rate this post

Los consejos son recomendaciones muy oportunas porque nos ayudan a discernir entre lo correcto y lo inapropiado, lo que, sin duda, constituye un aporte valioso para tomar nuestras propias decisiones. Lo bueno es que nunca faltan, desde nuestros padres, abuelos, familiares, amigos y, a veces, hasta desconocidos, se atreven a regalarnos unas cuantas palabras procurando nuestro beneficio.

Por su parte, hay seres que por naturaleza tienen el don de la sabiduría, esto quiere decir que sus palabras son bastante oportunas y acertadas. Pues resulta que hay quienes, además de tener esa maravillosa habilidad lo expresan con gracia, a tal punto que son tan aceptados que se repiten una y otra vez, los cuales son bautizados como refranes.

Este tipo de frases se han ganado el respeto de muchos, son consejos que, en su mayoría, vienen de épocas pasadas, sin embargo, no han perdido vigencia. Son tan atinados que ni con el paso del tiempo pierden su validez. Incluso se han ganado un lugar especial en las nuevas tecnologías, como lo es en Internet, allí podemos encontrar sitios que se dedican exclusivamente a reunir todos los refranes posibles, con una debida explicación.

Hay muchas web, no obstante, he tomado algunos refranes muy buenos de la web www.refranesysusignificado.com, para compartirlos con ustedes.

  • “A enemigo que huye, puente de plata”: si alguien te alienta a mantener una disputa no le escuches. Lo mejor es distanciarse de las personas tóxicas. Por lo general, nada bueno resulta de los pleitos, solo consumir nuestro valioso tiempo y energía, y algunas veces termina muy mal, por lo tanto, si se va, mejor aún, deja que se retire y seguro te librarás de muchos problemas.
  • “En boca cerrada no entran moscas”: es un clásico que nos aconsejen ser prudente, y con toda la razón, porque eso evita que incurramos en errores y que nos metamos en múltiples problemas.
  • “A Dios rogando y con el mazo dando”: siempre hay que luchar por lo que se quiere, no sentarse a esperar a que caiga del cielo, por mucha fe que se tenga, se debe actuar para que se haga realidad.
  • “Quien no se aventura, no pasa la mar”: hay que asumir riesgos cuando se persigue un sueño. Si nos mantenemos en nuestra zona de confort no lo lograremos, al menos no como lo anhelamos.

Y como estos hay muchos más, no dejes de revisar la web, te encantará todos los refranes que posee.