Lo que se puede hacer con un coche estropeado

Rate this post

Hay muchas personas que tienen en su poder coches ya viejos o estropeados que por un motivo u otro no quieren o no pueden arreglar. Hay veces en las que nos damos cuenta que aunque sea con piezas de segunda mano no merece la pena dar el paso de querer arreglarlo. Hay averías complicadas en las que solo tener que desmontar parte del coche para poder poner la pieza nueva ya nos cuesta mucho más que si la hubiéramos comprado nueva, en definitiva nos damos cuenta que es mejor no tocarlo. Hace ya muchos años que en casa de mis suegros se encuentran en esa tesitura, cuando conocí a mi marido tenía una furgoneta, una de esas que en esos tiempos se compraban tanto para el campo como para la ciudad, como ellos tienen casa de campo la furgoneta venía ni al pelo, claro mi marido se había sacado el carnet de conducir y para que todos pudieran viajar les venía muy bien.

Poco tiempo después de conocernos mi marido se compró otro coche, tenía un buen puesto de trabajo y decidió que había llegado la hora en la que cambiar de coche y así fue. Claro la furgoneta ya había pasado a segundo plano, por lo que se la llevaron al campo, como mi suegro no tiene carnet ya nadie la podía conducir, y decidieron dejarla en el campo. Pronto empezaron a meter trastos en ella, estaba de trastero más que de otra cosa, en muchas ocasiones mi marido les dijo que la vendieran y no quisieron, para ellos parecía tener algún valor sentimental que ninguno entendíamos. Parece que con el paso del tiempo se dieron cuenta del estorbo que suponía en la finca y decidieron ponerla a la venta, sin darse cuenta que la furgoneta ya estaba muy deteriorada, y que para venderla se tendrían que gastar mucho más de lo que iban a sacar al venderla. La única solución más factible era la de vender coche para piezas de esa manera cualquier desguace lo tasaría y podrían así darle algo por ella,  así lo hicieron y se dieron cuenta enseguida que si no la hubieran dejado estropearse igual podrían haber sacado algo más por ella. Está claro que un coche parado después solo da quebraderos de cabeza porque llegan a estropearse mucho de no usarlos muy a menudo.