Que ventajas tienen los desguaces de las grandes ciudades

Rate this post

Dentro del sector de los desguaces muchas personas siempre están indecisas ante una disyuntiva que es clave. ¿En qué lugar de la geografía española debo montar mi desguace? ¿En una gran urbe? ¿En una pequeña población? Pues bien, lo que os vamos a ofrecer es el conjunto de motivos por el que es recomendable crear un desguace en una gran ciudad porque, aunque ahora profundizaremos un poco más, los desguaces barcelona tienen más volumen de negocio que los desguaces que se encuentran en una población de esa misma provincia.

La razón más evidente de todas por la que crear un desguace en una gran ciudad, como el caso que hemos citado, es más rentable es obvia. Una gran ciudad tiene un mayor número de potenciales clientes. ¿Qué mejor que tener, por ejemplo, 5.000.000 de potenciales clientes como los que podemos tener en Madrid? Esto nos da, de entrada, una mayor seguridad ya que de un modo u otro vamos a poder competir por esas personas, las cuales, no se van a aglutinar en torno a un único desguace.

Por otro lado, dentro de una gran ciudad vamos a poder contar con un abanico mayor de posibles proveedores. Esto es muy interesante ya que al contar con más proveedores de repuestos, vamos a poder negociar los precios de modo que sean un poco más favorables para nosotros. En una pequeña población seguramente nos tengamos que nutrir de un pequeño taller local o incluso adquirir recambios a través de internet con todo lo que ello significa desde el punto de vista del gasto.

Pero es que además, si nos afincamos en una gran provincia como las que hemos comentado, por norma general vamos a poder encontrar una mayor cantidad de personas que se quieran unir a nuestro equipo de modo que vamos a poder ofrecer una variedad de servicios mayor. Con esto lo que queremos decir es que nos vamos a tener que limitarnos a vender piezas y repuestos de segunda mano. También vamos a poder ofrecer asesoramiento personalizado, adquisición y tasación de piezas a particulares o incluso la posibilidad de dar de baja algunos de los vehículos que nos lleguen. Una gama de servicios que seguramente no hagan otra cosa que catapultarnos hacia unos beneficios algo mayores que los que teníamos previstos.

Unos motivos que pensamos son más que suficientes para decantarnos por la alternativa de montar nuestro desguace en una ciudad de grandes dimensiones.