¿Quién me conoce mejor?

Rate this post

Hay personas en nuestras vidas que dicen “Te conozco bien” o “Como te conozco” o eso es  lo que ellas piensan, creen conocer a  una persona porque comparten unas horas, a son amigos en solo momentos de diversión o porque viven a diario con esa persona.

Se puede vivir toda una vida con alguien y aun así quizás no se termina de conocer.

Así que la única persona que realmente puede conocer todo lo relacionado con lo que se piensa, se siente, se ven las cosas, que le afecta emocionalmente o físicamente, ¡Es uno mismo!

La persona misma al conocerse es la única que determina y decide que le hace falta o no en su vida, es la única que puede decir con certeza que le afecta o no, es la única que dice que siente o piensa realmente.

 Conocerse y sentirse mejor es un estado individual de cada persona. Mientras más se conoce uno mismo, se tendrá la certeza de lo que se necesita y lo que hay que hacer para sentirse bien.

Mi mundo personal

Aunque la mayoría de las personas que acuden a una terapia psicológica lo hacen para combatir con algún dolor que los agobia o algo que los perturba. Se encierran en ellos mismos, se reprimen de expresarse y no permiten que nadie entre en su mundo particular

Cuando no se  exteriorizan los sentimientos o lo que se siente, hacen que la persona se sienta presionada mentalmente, pensar en una situación que le perturba no le hace bien y solo le causará ansiedad y estrés constante.

El terapeuta maneja al paciente brindándole confianza y confiabilidad en su terapia. Las personas muchas veces se sienten más en confianza con un extraño que con su propia familia o amigos. Saben que esta no les cuestionara y lo guiará para descubrir su potencial y curar su malestar.

Manejar los conflictos del día a día es particular de cada persona, así como manejar algún conflicto familiar o de pareja. El terapeuta dará las herramientas para que cada persona lidie con sus propios medios con cada caso en particular.

La adolescencia es una etapa difícil, la rebeldía y el deseo de ser independiente pueden causar estrés en los hijos y padres.

Los jóvenes son más cerrados y reservados cuando se trata de su vida personal, pero el profesional en la psicología tendrá las herramientas necesarias para lograr que estos jóvenes se  abran y sean honestos en su situación y lo que les  afecta.

El psicólogo es un profesional pero también su vocación de ayudar hace que sea visto como un gran amigo.