Ser exigente

Rate this post

Soy muy exigente, lo reconozco, me gusta de lo bueno lo mejor y no veo ningún problema en ello. La verdad es que a la hora de la verdad siempre acabo escogiendo lo mejor de lo que me ofrecen, por eso siempre estoy rodeada de las mejores cosas, los mejores artículos, las mejores prendas… no me malinterpreten, no compro siempre lo más caro, pero tampoco lo más barato, siempre he pensado que hay un punto de inflexión entre una cosa y otra, no todo es blanco o negro, existe una enorme gama de grises solo hay que saber encontrarlos.

Cuando me instalé en la casa en la que vivo ahora, el patio estaba muy bien decorado, además diría que estaba recién  decorado, el césped era artificial pero estaba impecable, la piscina con el agua clara  cristalina y los árboles recién podados.  Las piedras que hacían de camino desde el cenador hasta la entrada a la casa reluciente y todo lo demás muy bien conservado. Cuando pasaron dos años, la calidad del césped empezó a deteriorarse, se desprendían los pedazos dejando una especie de calvas muy feas, así que tuve que sustituirlo, no lo dude, contacté con http://www.cespedsolucion.es e inmediatamente retiraron el césped de mala calidad que había instalado y pusieron uno de primerísima calidad. La verdad es que enseguida lo notamos, el tacto era distinto yo diría que especial, Incluso podría haber jurado que era refrescante. La diferencia fue asombrosa. Hoy hace ya cinco años que instalamos el césped nuevo y sigue prácticamente como el primer día.

Por ese motivo a veces no hay que dejarse llevar por lo más barato, porque en ocasiones sale caro, si inviertes en tu bienestar y en el de los tuyos, procura que sea en algo bueno y duradero de lo contrario estarás tirando el dinero por el desagüe.

Si una cosa he aprendido con los años es que no siempre lo más caro es lo mejor y viceversa. Hay que saber encontrar lo que realmente merece la pena, es una simple cuestión de paciencia y de búsqueda infinita de lo que deseamos, te aseguro que se pueden encontrar cosas maravillosas a precios especiales si realmente sabes buscar. Además cuando se trata de darle lo mejor a los tuyos no puedes estar mirando los euros como si fuera el fin del mundo gastarlos, debes de administrarlos y comprar lo que realmente hace falta, es mejor tener poquito y bueno que mucho y malo.