Un tractor de segunda mano que funciona a la perfeccion

Rate this post

El tractor hace ya años que se ha convertido en un gran imprescindible para cualquier persona que trabaje en el campo, la dureza de la mano convirtió en su día a este vehículo en el perfecto milagro que andaban esperando. Recordemos con grandes arados y la ayuda de animales es que podían arar la tierra en pro de cosechar una buena recolecta, a día de hoy y gracias a tantos inventos y adelantos no es necesario ese trabajo extremos, sino que con la ayuda de un tractor que arrastra esas rejas el trabajo se puede hacer mucho mejor, en menos tiempo y sin esfuerzos. De hecho hay personas que se dedican a ello y por lo que cobran, con el paso de los años esto se ha convertido en una profesión y hay quienes se dedican en exclusivo a ello ganando bastante dinero. Quienes tienen tierras grandes saben perfectamente de lo que estoy hablando y de lo que les supone mantenerlo en pro de conseguir una buena cosecha cada año.

Nosotros tenemos unas cuantas tierras, mi padre cultiva toda clase de hortalizas, nos encanta ese sabor a zanahoria recién cogida que a bocados la deleitas sin más, nos encanta esos tomates cherris que te da miedo hasta meter en una ensalada, esa explosión de sabor que revienta en tu boca ante el primer bocado. Esas berenjenas con un color morado inmenso que nos encanta, pero para ello la tierra debe estar bien arada y saber plantarlo todo como es debido. Mi padre llamaba a un señor que venía arar cada cierto tiempo pero nosotros andando a lo nuestro no sabíamos hasta que punto le cobraba demasiado, hasta que dio la casualidad que coincidimos, terminando el trabajo y mi padre le debía pagar, fue allí cuando los ojos nos salieron de las orbitas y nos dimos cuenta que era una barbaridad, hasta mi hermano a voz de pronto dijo ¡vamos a comprar un tractor y lo hacemos nosotros! En ese momento la risa nos invadió pero nos dimos cuenta enseguida que no le faltaba razón, así que ni cortos ni perezosos nos pusimos en contacto con desguacescasquero el mejor en cuanto a la venta de tractores usados y de recambios se refiere. Desde entonces somos nosotros quienes lo aramos, bueno mejor dicho mi padre, desde entonces os aseguro que con poco ya lo hemos amortizado.