Ventajas de la implantología oral.

Rate this post

 

Son muchas las personas que acuden a la clínica implantes Zaragoza al haber perdido entre una y más piezas dentales, por supuesto, con la intención de recuperarlas.

Pero ¿cómo lograrlo? La respuesta es simple: a través de la implantología oral y es tan buena que a continuación, te mencionaremos las ventajas de ella.

¿Qué es la implantología oral?

La implantología oral se encarga de diseñar mejores técnicas e implantes dentales, que normalmente son fabricados con elementos metálicos, principalmente en titanio, para poder ubicarlos en los huesos maxilares, justo debajo de las encías.

Esto con la finalidad de que actúen como si fueran un diente natural,

Ventajas.

#1 Su estética es bastante realista.

Si de obtener el resultado más cercano a la realidad se trata, la estética es el punto fuerte de la implantología dental, pues se busca algo más que reemplazar las piezas dentales, sino que su reemplazo realmente se parezca al original.

Además, esto le da un aspecto más parejo y rejuvenecido a tu sonrisa.

#2 La limpieza.

Pese a que debemos admitir que durante los primeros días luego de ser realizado el implante la higiene debe ser un tema de cuidar, una vez haya culminado la curación ésta se vuelve realmente sencilla.

Con cepillarse los dientes tras cada comida por un periodo mínimo de tres minutos, enjuagar, usar hilo dental y por último el enjuague bastará. Es decir, una rutina de limpieza común.

#3 Las funciones básicas.

A pesar de ser implantes artificiales, éstos no afectan la capacidad de hablar, sonreír, comer o respirar que puedas tener una vez han sido puestos. De hecho, con el tiempo, verás que no notas la diferencia entre tus dientes naturales y los implantados.

#4 Se adaptan al hueso.

Resulta que la implantología dental ha realizado tales avances que el implante logra integrarse con tu hueso, es decir, reemplaza a la raíz del diente natural y así consigue realizar la misma función que si fuera uno de ellos y no uno artificial.

#5 Su calidad y duración.

Estos procedimientos son bastante costosos porque al final el resultado es bastante duradero, en especial porque los implantes son fijos. Suelen durar toda la vida, siempre que se mantenga una buena higiene y una consulta periódica al dentista.

Pero, si estás buscando una estadística, normalmente no duran menos de veinte o treinta años.

Y hemos llegado al final ¿qué te ha parecido? ¿te imaginabas que la implantología había llegado tan lejos? ¿no? bueno ¡no dudes y comienza ya a disfrutar de sus increíbles ventajas!